Arroz caldoso con langostinos fácil

 

 

Se pelan medio kilo de langostinos y se reservan.

Se ponen las cabezas a hervir con una hoja de laurel.

En una olla se pone aceite de oliva a calentar y se le echan dos dientes de ajo, una cebolla y un pimiento rojo muy picaditos.

Cocinar (5 minutos)

A medio hacer , se le echan los tomates pelados y picados  y se termina de cocinar. (unos diez minutos)

A continuación se cuela el caldo de los langostinos y se vierte en la olla. (para 250 gramos de arroz son 1, 2 litros de agua para que quede caldoso) y le echas media cucharadita de pimentón dulce, el azafrán y la sal.

Cuando hierva echas los 250 gramos de arroz y a mitad de cocción echas las colas peladas de los langostinos.

Son 15 minutos de cocción y luego dejas reposar otros cinco.

 

 

Anuncios

Merluza en salsa verde fácil y barata

Rescatando recetas del grupo de facebook… Ahí va la receta!

Se pone a calentar medio vaso de aceite.

Mientras tanto pasamos la merluza en trozos por harina. 

Una vez que el aceite este caliente echamos la merluza a freir por los dos lados, cuando esté un poco dorada la sacamos del fuego a un plato. 

En este momento echamos cinco dientes de ajo troceados o en laminas o como queráis. 

Cuando se empiece a dorar le añadimos la harina que nos ha sobrado de enharinar la merluza, la rehogamos bien con el ajo y el aceite. 

Despues de esto le añadimos un vaso de  vino blanco y un vaso de agua y revolvemos bien para que no queden grumos…

Justo despues le echamos  perejil picado y seguidamente la merluza… Tapamos la cacerola y dejamos cocer 10 minutos y listo para comer!!!

Lo de fácil y barata es porque la merluza en salsa verde lleva gambas y almejas… pero este blog es de novatos para novatos, no??

Menudo de choco con garbanzos de bote

Esta receta la tomé prestada de un españa directo. era de un típico restaurante en Cádiz, dónde tenía mucha fama este plato…

 En una olla echas una cucharada de manteca de cerdo ibérica (yo la que uso es de la marca el pozo. la compré a ciegas ya que no la había utilizado nunca)

Echas unos ajitos laminados y cuando se doren echas el choco en tiras (sepia… Yo siempre tengo un par de ellas en el congelador, de esas que vienen envasadas de una en una)

Pasados unos minutos le echas pimentón dulce, un tomate triturado (o dos si es muy pequeño. También congelo los tomates maduros, así siempre tengo tomate para cocinar)

Cuando esté cocinado se echa panceta cortada en trocitos pequeños, chorizo y morcilla (os había hablado ya del conpango??)

Echas una pastilla de caldo de pescado pimienta blanca y sal.

Dejas que hierva y echas un bote de garbanzos cocidos.

Esta receta lleva también una ramita de hierbabuena, como muchos platos gaditanos… es opcional

¡Tengo prisa, tengo prisa! Espaguetti con gambas.

 

Para un día de esos en los que el hambre te mata y no quieres estar dos horas en la cocina.

Cueces unos espaguetti.

Mientras, coges una sartén con aceite, fríes un par de dientes de ajo laminado. 

Cuando se dore echas unas gambas (que siempre hay que tener en el congelador) un poco de sal y una guindilla.

Cuando esté listo lo echas encima de los espaguetis y remueves. 

¡¡¡a comer!!!

Bacalao a la nata

Esta receta la probé por primera vez en el Barrio Alto de Lisboa.

Se nos había hecho tarde para cenar y  todas las cocinas de los restaurantes a los que entrábamos estaban cerradas. Una mujer mayor con el pelo blanco y vestida enteramente de negro nos debió ver muy desesperados y nos llamó con la mano desde la puerta. Entramos en una tabernucha en la que casi tenías que andar agachado. Las mesas eran pupitres de colegio, adornadas todas ellas con pequeñas velitas. No sé cómo pudimos entrar con la niña, el carro…  La tuvimos que sentar en la mesa de al lado, con tres  chicos italianos que estaban cenando allí.  Nuestra mesa y la de ellos estaban separadas unos treinta centímetros. Prácticamente cenamos juntos!!!

25746_320497357313_6579999_n

Esta soy yo con una copa de viño verde fresquito… y un italiano

25746_320497377313_7145129_n

Detalle decorativo en la taberna

25746_320497392313_5998124_n

Más detalles e italianos… jeje.

Pedimos este plato acompañado de viño verde más  los típicos aderezos Portugueses: Pan con mantequilla y aceitunas.

Entonces, mientras comíamos aceitunas y untábamos la  mantequilla, la tabernera comenzó a cantar un fado con una voz tan bella que se nos pusieron los pelos de punta.  Nos sirvió el bacalao sin dejar de cantar, y un coro de hombres que bebían en la barra comenzaron a cantar también.

De repentela taberna entera cantaba  fados. La tabernera brindaba con los paisanos de la barra y sonreían….. Los italianos y nosotros flipando. Las velas, el vino, la intimidad de aquel sitio, la música….

Salí flotando y feliz, dándole gracias a la tabernera que nos acompañó hasta la puerta y nos deseó felicidad.

Sin dudarlo, diría que esa fue la noche más romántica de mi vida y Lisboa tiene un hueco en mi corazón para siempre.

¡¡Bendita ciudad… La amo!!

Este plato es un poco más complicado que cualquier otro de los que hay aquí, pero yo lo hago de vez en cuando porque me enloquece!!!

Bueno, ahí va la receta:

Calientas medio litro de leche con un diente de ajo, una hoja de laurel y medio kilo de bacalao desalado. (Suele venir en paquetitos de tres lomos, ya desalado. fijaros bien que ponga desalado o sinó lo desalais el día antes)

cuando hierva lo quitas del fuego y lo tapas.

Fríes unos dados de patata en aceite (800g) reservas

Doras ahora la cebolla cortada en aros finos.

cuando esté la cebolla echas las patatas y el bacalao desmigado y sin piel ni espinas y doras removiendo todo.

Salpimienta.

Ahora calienta el horno a 220º

prepara una bechamel:

Fundes 40 gramos de mantequilla y viertes 50 de harina. Remueves bien.

Incorporas la leche que has reservado (cuelala) Añade un poco de nuez moscada y remueve hasta que esté espesa y cremosa.

Retíra la bechamel del fuego y añade la nata (200 g)

Echa el bacalao con las patatas y la cebolla en una fuente de horno y echa la bechamel por encima y gratina

Empanada de mejillones

En primer lugar, tendremos que hacer el amoado, esto es, el relleno.
Rehogas tres cebollas grandes bien picaditas, un pimiento rojo y perfil fresco. Cuando esté, le echas los mejillones y los haces un poquito. Pimiento dulce y apagas el fuego.La cantidad que yo puse, para una empanada del tamaño de la bandeja del horno fueron dos vasos de mejillones más o menos. También le eché chorizo picado.

image

Mientras enfría vas haciendo la masa: dos vasos de harina, un huevo, aceite y mantequilla derretida, sal y levadura… vas removiendo mientras añades agua temprana poco a poco, hasta que sé haga la masa. Si te pasas con el agua, echa harina poco a poco hasta dejarla amasable. Yo la hago en un bol y remueve con una cuchara de palo hasta que sé despega fácilmente de las paredes y luego amado encima de una madera.

image

Dejas reposar la masa una media hora y luego la divides en dos. Estira con un rodillo hasta que cubra la fuente, rebosandola un poco y echas el amoado. Cubre con el otro trozo de masa, también estirado. Cortas los bordes, dejando un poco para cerrar la
empanada.
Puedes hacer unos churros si te sobra masa, para decorar encima.
Pintas la empanada con huevo y pinchas con un tenedor para que no hinfle en el horno.
La pones en el horno precalentado a 180grados, una media hora y ya está!

image

Es muy laboriosa pero está muy rica, y Lo bueno es que la puedes cortar en raciones y congelar.

Mejillones en escabeche de Blanca

Nos hemos ido a Galicia, y de regreso a Lanzarote trajimos unos cuantos mejillones cocidos en un tupper y también una docena de huevos caseros que nos han regalado Blanca y Manolo. La receta completa de los mejillones sería así:

Se cogen los mejillones y se ponen en una tartera, llevandolos a ebullición sin añadir agua ni sal. Solamente unas hojitas de laurel.
Cuando abren se desconchan y se dejan enfriar.
Pochamos cebolla bien picada y añadimos los mejillones y un par de hojas de laurel trituradas
Cuando estén casi listos echamos pimentón dulce con un toque de pimentón picante.
Removemos y echamos un chorrito de vinagre, dejándolo reposar.

Esta receta es ideal para acompañar la riquísima tortilla de huevos de casa que hice hoy!!!

Cuando sobran bichos al vapor… de Paula

Qué hacer cuando cocinamos mejillones, berberechos……..al vapor y nos sobran.
Los desconchamos y picamos mucha cebolla pequeñita y la ponemos a pochar en una sarten sin dorarla, solo pocharla. Echamos los bichos… en la sarten. Se pasan con la cebollita y se le añade pimenton rojo dulce. Se remueve.
Os dire que parece una tonteria pero esta buenisimo y con un buen pan se disfruta mejor con berberechos…….

Guiso de calamares con patatas de mi abuela Fina

En una cacerola con aceite se echa ajo picado, cebolla y pimiento verde
Encima se echan los calamares con azafrány pimienta blanca y sal.
Se hacen un poco y se les echa vino blanco
A los quince minutos se le echan las patatas y los cubres de agua.
Lo pruebas de sal
A los 25 minutos ya está hecho.
P.D. A ojo, señores. Y no os olvideis de pelar las patatas y cortarlas a cuadritos grandes, claro… con los calamares igual!!!

Arroz con bacalao

QUE COMPRO?: (2 personas) 1 vaso de arroz de calidad 1 patata grande Migas de bacalao seco (200 gr.) 1/2 pimiento verde 1/2 pimiento rojo 2 dientes de ajo 1 tomate grande rallado Pimentón Colorante Perejil 2 vasos de agua Vino blanco Aceite de Oliva Virgen Extra Opcional: Carne de Pimiento Choricero
PREPARACION Se pone a desalar las migas de bacalao en un bol lleno de agua fría (previamente limpio de sal bajo el chorro de agua). Pasadas 3-4 horas se rehoga el bacalao en un poco de aceite y una vez hecho y deshidratado (10 minutos) se reserva.A continuación rehogamos en ese aceite las patatas cortadas en cachelos junto con los pimientos (bien limpios) en tiras pequeñas. Lo dejaremos pochar 10-20 minutos a fuego lento (si se quiere se añade además 1 diente de ajo picadito al final).Después, echaremos el el pimiento choricero y una vez rehogado, el afamado pimentón (aconsejo 3/4 dulce, y 1/4 picante), lo rehogaremos (también) y luego rápidamente el tomate rallado.Cuando acabemos de rehogar todo muy bien (éste es el secreto de un buen puchero) echaremos el bacalao de nuevo, y el vino blanco y lo dejamos reducir como unos 10 minutos junto con un majao de ajo y perejil.Después añadimos el arroz y lo rehogamos unos minutos, echaremos el agua por último (2 de agua x 1 de arroz), lo moveremos hasta ebullir, echaremos las especias y colorantes y lo probaremos de sal.Una vez al dente el arroz, lo dejaremos reposar 10 minutos tapado.CONSEJO: Comer con un mínimo de caldo.